domingo, 7 de julio de 2013

Entierra viva a su hija recién nacida porque quería un niño

Un nuevo caso de infanticidio femenino golpea a la sociedad hindú. En el bosque Mandleshwar, en las afueras de la ciudad de Indore, han encontrado un bebé enterrado vivo. La niña, con apenas 24 horas de vida, se encontraba envuelta en un paño y presentaba heridas que finalmente le provocaron la muerte. 

La última víctima del infanticidio femenino, una práctica que se ha instalado en la India por la crisis, ha sido encontrada en el bosque de Mandleshwar, en las afueras de la ciudad de Indore. El bebé fue encontrado por un hombre que trabajaba en la zona plantando árboles. Recuerda, según recoge el Daily Mail, como oyó los gritos de algo que parecía un animal y finalmente resultó ser un recién nacido.

La pequeña, que se encontraba semienterrada envuelta en un pequeño paño, sangraba por la nariz y la boca. A pesar de que se la trasladó al hospital de la localidad, perdió la vida horas después a causa de las heridas que padecía.

En la India, cada vez se dan más casos de infanticidio y feticidio femenino. Las familias prefieren 'mantener' hijos varones en esta época de crisis. 

0 comentarios: