domingo, 3 de febrero de 2013

El Partido Popular perdería 51 escaños de celebrarse elecciones en este momento

Nunca en tres décadas de democracia se ha dado un reparto de escaños tan complejo en el Congreso como el que refleja el último barómetro elaborado por el Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP). 

Los recortes, el paro y los escándalos de corrupción abanderados por el 'caso Bárcenas' se han erigido en una desastrosa tríada para el PP, que se desploma hasta niveles incluso inferiores a los de principios de los años 90. En 1993, los populares obtuvieron 141 diputados. Según la encuesta que hoy publica este diario, actualmente se quedarían con un máximo de 135 (51 menos de los que tiene en la actualidad).

Ese batacazo va acompañado de un ligero ascenso del PSOE, que obtiene hasta 13 sillones más en la Cámara baja de los 110 que logró en las elecciones del 2011. Pero aunque los socialistas suben y ganan a los conservadores por primera vez en cuatro años en intención directa de voto, tampoco recuperan gran confianza entre la ciudadanía e incluso aumentan las críticas a su labor en la oposición.

Resultado: los dos grandes partidos suman menos votos que nunca y la gobernabilidad del país está abocada a un inédito pacto PP-PSOE o a otros acuerdos nunca vistos en los que habría tantos actores implicados que la palabra tripartito se quedaría corta.

http://www.elperiodico.com
 

1 comentarios:

Devastiel dijo...

Seh, estaban dando hace un momento que ganarían pese al escándalo.
Esto no hay quien lo arregle :S